SOLSTICIO DE INVIERNO 2020

EN LA VIDA, SOLSTICIO DE INVIERNO 2020

Queridos Herman@s y Amig@s:

Nuestra comunicación por estas fechas de hace un año se cerraba con una exhortación a frenar el consumismo sin sentido, que socialmente se desboca sin freno en esta época del año, so pretexto de la costumbre, la tradición, la “necesidad” de “quedar bien”, la “elegancia social del regalo”, y otros slogans propios del C I, Amazon, Ali Baba y muchísimos otros. Y nos enganchan, claro, apelando a nuestra eternamente frustrada búsqueda de la felicidad en los objetos y cosas externas, sin permitirnos darnos cuenta de que por ese camino, jamás la encontraremos, simplemente, porque no está por ahí.

Los estudiantes de Teosofía sabemos que está en nuestro interior, y no fuera de nosotros.  Algunos lo descubrirán en esta encarnación, y se lo llevarán así aprendido para las próximas; otros, menos afortunados, pasarán por este “curso” de la Vida, sin llegar a aprenderlo, y por tanto, en este aspecto, tendrán que “repetir curso”.  Y también están entre nosotros, los que ya lo traían aprendido de “cursos” anteriores, y esta asignatura no está en su temario para este curso, que, naturalmente, incluye otras asignaturas. Y todos tenemos unas cuantas para superar en este ciclo de Vida encarnada, y otras que ya traemos convalidadas. Tarea no nos falta a ninguno, y cada uno tiene la que su Kharma le ha asignado para este curso.

Así que, os/nos exhortamos para que, en estas fechas, pongamos aprueba los avances que estamos realizando frente al “disparatado consumismo estacional”, o el que ya traíamos  consolidado de ciclos anteriores.  Frente al dispendio sin sentido, cuyo destino, casi inmediato, es el cubo de basura, la papelera, o, en los casos más concienciados, la organización social o caritativa,  que lo recibe o recoge, orgullosa de poder ayudar con ello,  a alguien más desfavorecido que nosotros.

Reivindiquemos, especialmente en estas fechas, la AUSTERIDAD, frete al consumo y dispendio inútiles—salvo para las cadenas comerciales, que se lucran con nuestra ignorancia y falta de discernimiento–.

La AUSTERIDAD no es escasez ni carencia, sino el ejercicio de un correcto sentido de la utilidad y funcionalidad*de los bienes y objetos, a nuestro alcance, para satisfacer las necesidades AUTÉNTICAS, que nos plantea la vida cotidiana.  También están las pseudo necesidades, o falsas necesidades, producto de nuestra imaginación descontrolada, que, por su propia naturaleza Imaginaria, son absolutamente insaciables, y permanecen siempre insatisfechas.

Este año, como consecuencia de la pandemia, y de la reducción general de actividad en la mayor parte de los sectores productivos, afloran por todas partes las NECESIDADES BÁSICAS, NO SATISFECHAS, que nada tienen que ver, ni en común, con lo anteriormente descrito.

Aquí, sí que es necesario echar una mano, en la medida que cada uno pueda.  Nos consta que en algunas Ramas y Grupos, se desarrollan actividades cuya finalidad es recaudar fondos para atender estas necesidades elementales, y no tan elementales, pero sí básicas, de los miembros y simpatizantes asiduos, y de otras personas próximas y allegadas, de las que nos consta la autenticidad de sus necesidades, generalmente transitorias y puntuales, pero, muchas veces, más prolongadas  de lo previsible.

Entonces, nos proponemos crear un fondo a nivel de la Sección española, que podría llamarse SOLIDARIDAD INTERNA, para atender estas situaciones, nada infrecuentes en el periodo actual, en que algunos de nuestros Hermanos no pueden cubrir sus necesidades básicas de habitación, suministros, transportes etc. Para ello basta con que a partir de ahora, toda aportación que hagamos, cada uno según sus posibilidades, a la cta.                                                            ES71 0081 0016 1500 0266 9677                         de la OTS—Orden Teosófica de Servicio—indiquemos, como hasta ahora, el destino o aplicación que cada uno desee darle, en función de su sensibilidad personal, teniendo en cuenta este nuevo PROYECTO, que acabamos de bautizar—salvo mejor propuesta por parte de cualquiera de nosotros—como SOLIDARIDAD INTERNA.             Aquellas aportaciones, que no indiquen ningún destino específico, y que actualmente se vienen destinando a alguno de los Proyectos en curso, según criterio del Equipo de Coordinación, a partir de ahora, se destinarían PRIORITARIAMENTE a este fondo de SOLIDARIDAD INTERNA, y, en caso de superar estas necesidades, se podrían destinar, como hasta ahora, a alguno de los demás Proyectos en curso, a criterio del citado Equipo de Coordinación.

Nuestros mejores deseos para renacer realmente, en todos los aspectos, en este Solsticio de Invierno 2020, bajo las intensas energías creativas y renovadoras, que nos regala la Conjunción Júpiter Saturno, y los mejores deseos de         para todos en 2021.

Una serie interminable de abrazos fraternales para todos los que compartimos esta vocación de llegar a entender e integrarnos en el Universo y sus Leyes, lo antes que nuestra capacidad, determinación y esfuerzo nos permitan

Equipo Coordinador                                                                                                 OTS-VOLUNTARIADO TEOSÓFICO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

EnglishEspañol
Ir arriba