EL SERVICIO. Citas de A. Besant

EL SERVICIO. Citas de A. Besant

Del Servicio a todo lo que vive.
¿Cómo puedo servir mejor al mundo?

Comienza por tu propia familia, los que están más cercanos a ti, a los que ves día tras día, con quienes continuamente puedes practicar el servicio. Ampliar el servicio gradualmente del círculo de la familia a los que son tus camaradas más próximos en tu vida ordinaria, y así al abarcar círculo tras círculo, ampliando cada uno sobre el anterior, te aproximarás más al ideal del mundo, aunque no sea una adquisición más allá de la de otros, salvo los más altamente desarrollados de nuestra raza humana, los grandes rishis que configuran el gobierno del mundo. Considerándolo desde un punto de vista práctico podemos formar el hábito del amor y del servicio.

Si se desea, no solamente llevar a cabo un gran servicio de vez en cuando, (pues un gran servicio nos llega pocas veces en la vida a la mayoría de nosotros) es necesario crear el hábito del servicio, que solamente se puede obtener por medio de la práctica diaria y continuada, hasta que el impulso espontáneo de pensar y actuar de esta forma en particular, pueda convertirse en lo más útil y más noble que podamos llegar a ser en nuestra vida mortal. Puedo decir que las grandes oportunidades nunca le llegan a uno, a no ser que practique la más ínfima oportunidad de servir, que nos llegue cada día en la vida.

De la vida teosófica

La vida teosófica debe de ser una vida de Servicio. A no ser que sirvamos, no tenemos derecho a vivir. Vivimos por el constante sacrificio de otras vidas en cualquier mundo, y debemos pagarlo. Si no es así, se cumple la frase que dice; «no somos más que ladrones, si no pagamos lo recibido». El servicio es el gran iluminador. Cuanto más servimos, más sabios nos hacemos, pues aprendemos la sabiduría, no por el estudio, sino viviendo el Servicio. Hay un sentido en el cual el siguiente dicho es perfectamente verdad; «El que cumpla la Voluntad conocerá la doctrina». Vivir la vida de servicio aclara la atmósfera mental de los tergiversadores fuegos del prejuicio, la pasión, y el temperamento; sólo el servicio hace al ojo simple, de forma tal que todo elCuadro de texto: 417 cuerpo esté lleno de luz; y solamente los que sirven son los que viven verdaderamente.                                                                                                                    El ideal teosófico debe permear el ser de cada uno de nosotros, pues, según lo que damos en servicio a otros, así podemos esperar el servicio de Aquellos, que están más elevados que nosotros. Los que sirven a la humanidad, sirven en proporción a los servicios ofrecidos. Ellos están capacitados para enviar vida en objetos, que la llevarán a todas partes, y la distribuirán, y Ellos tratan de servir a la humanidad, a aquellos, cuyas vidas sirven ya durante largo tiempo a la razaCuadro de texto: 07095 - 199940281345 - 09 - 000 - 9 humana.                                                                                                                    No quiero significar por servicio, los grandes actos de servicio, realizados por un mártir o un héroe. Donde quiera se sirva a un hombre o a una mujer, se sirve a la humanidad. Servimos a la raza humana, sirviendo a nuestro vecino más cercano, y podemos glorificar cualquier pequeño acto de servicio, al ver tras el receptor el ideal:»al servirte, sirvo a la raza humana, y tu eres la mano extendida de ella”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

EnglishEspañol
Ir arriba